Trucos para tener unas ventanas impecables

Publicado el 10-05-2015

Como empresa de limpieza de Alcobendas y mantenimiento de comunidades, te recomendamos usar una serie de trucos para que las ventanas queden perfectamente limpias y brillantes. En este blog veremos lo sencillos y asequibles que son algunos de ellos.

Una herramienta fundamental es el amoniaco. Su capacidad como desengrasante y limpiador en profundidad hará que tengas que frotar mucho menos los cristales, y conseguirás una limpieza mejor de lo que esperabas. La forma de utilizarlo es echando un poco de cantidad en un cubo de agua caliente y, con un paño empapado en esta mezcla, remojar bien tus cristales. Acuérdate después de que tienes que secarlos. Para ello, lo mejor es utilizar papel de cocina, periódicos o trapos de algodón puro, en lugar de uno de microfibra convencional, ya que este normalmente deja residuos o pelusas por muy limpio que esté. 

Si la suciedad de las ventanas no está muy incrustada, otro truco que utilizan los profesionales en la empresa de limpieza de Alcobendas es mezclar agua con vinagre y aplicarlo con un spray.

Para los marcos, sobre todo cuando están cubiertos de polvo y telarañas, lo más adecuado es utilizar un trapo de microfibra, con el cual eliminaremos primero en seco la suciedad más evidente. Para un trabajo en profundidad, en Lejarlimp, como expertos en limpieza de cristales, utilizamos una solución de lejía con agua en proporción de uno a tres. Esta mezcla es especialmente útil en los casos en que la ventana haya acumulado moho. Dos o tres pasadas con esta serie de trucos, y tus ventanas quedarán mejor que si fueran nuevas.

Volver al listado